Imprimir
Correo electrónico

Para realizar conservas tenemos que esterilizar previamente los tarros en los que los alimentos serán conservados.

Para ello se pone un paño doblado y espeso en el fondo de una cacerola (esto amortiguará los golpes). Se ponen los tarros y sus tapones dentro y se vierte agua hirviendo hasta cubrirlo todo. Esperar 2 o 3 minutos, escurrir y sacar los tarros uno por uno. Dejar secar boca abajo sobre un papel absorbente.

 

Regístrate para crear tu propia guía de restaurantes.

Iniciar sesión

Regístrate para añadir tus propios vinos.

Iniciar sesión

Regístrate para añadir tus propias recetas.

Iniciar sesión

Publicidad

Temas

Búsqueda